02 abril 2011

¿Copago en la sanidad?, ¡Menuda insensatez, ya la pagamos al 100 %!

A raíz de las declaraciones de otro dirigente político con poca capacidad de discernimiento y larga lengua, se ha reavivado el debate en torno a lo que se ha dado en denominar el copago de los servicios públicos de salud; o sea, el repago.
La capacidad de discernimiento es un mal bastante generalizado, si bien unos lo disimulan mejor que otros.
Me explico:
¿Quién paga los servicios públicos de salud?
La respuesta más habitual a esta pregunta es «el Estado»
Cierto, el Estado; es decir, la caja común de todos los ciudadanos, ¡se paga con el dinero de todos!, pues todos los ciudadanos pagan impuestos... unos más que otros, claro.
.. 
Evidencia
En el caso de la sanidad pública se da una singularidad porque los servicios públicos de salud (básicamente, la Seguridad Social, incluidos los apéndices autonómicos) se financian con el dinero que cada mes liquidan las empresas y los trabajadores.
Más claro: en el caso de la sanidad pública es más evidente que en otos servicios públicos quienes son los que pagan.
Además, sabido es que la Seguridad Social no sólo se financia al 100 % con las cuotas, sino que además parte de sus fondos son utilizados para fines ajenos a la sanidad.
En definitiva, hablar de copago es una estupidez contable y una desfachatez política de grado extremo.
Quienes barajan la posibilidad de imponer el copago están proponiendo una medida radicalmente injusta y, para colmo, lo hacen mintiendo porque lo que pretenden es imponer un gravamen a un servicio que asalariados, autónomos y empresas ya costean al ciento por ciento.
Más fácil: el copago es un repago y si me apuran, un robo legal.
Así las cosas, por razones de salud intelectual y contable convendría que los políticos de escaso discernimiento y larga lengua inventaran otro palabro menos absurdo, pues copago es un vocablo que engaña y, a la postre, sólo sirve para esconder un robo legal.
..
NOTAS:
* 1. A propósito de los comentarios que estiman positiva o comprensible la aplicación del copago como elemento disuasorio para reducir el número de las visitas al médico que cabría calificar de injustificadas, conviene leer «El copago sanitario», por Vicenç Navarro.
** 2. A propósito de si las cotizaciones vía nómina son o no para sanidad y al margen del destino presupuestario que el Gobierno de turno dé a esa recaudación, el concepto legal por el que cotizan las empresas, los autónomos y los asalariados (estos últimos, el 4,7 % del salario bruto) es "Régimen General de la Seguridad Social". 
Esa recaudación cubre sobradamente los gastos correspondientes al concepto al que está destinada. Otra cosa es el dispendio existente, que lo hay y que en parte --sólo en parte-- es fruto de que todas las comunidades que tienen la competencia cedida quieran disponer de todo tipo de artilugios y especialidades con sus equipamientos correspondientes, amén de lujos absurdos, etcétera y etcétera.
Se da la circunstancia, por ejemplo, de que las comunidades adquieren ingenios que sólo se utilizan 10, 12 o 15 veces al año; en paralelo, se mantienen especialistas y equipos para tratar patologías minoritarias y raras para poblaciones en las que sólo se registran 5, 10 o 30 enfermos cada año... ¡Compartir servicios se ha convertido en un pecado político imperdonable! 
En ocasiones, es más difícil trasladar un paciente de Santiago a Valladolid que de Málaga a París o Fráncfort... La lista de despropósitos es larga. 
Descentralizar y acercar la Administración y sus servicios a los ciudadanos en un sistema autonómico o federal no consiste en multiplicar por 17 todo tipo de plantillas profesionales y equipamientos, hasta el extremo de que cientos de aparatos y cientos de puestos de trabajo sean inamortizables y lastren la economía del sistema. 
El asunto es complejo e imposible de resumir en una bitácora. En todo caso, basta pensar en ello diez minutos para vislumbrar el alcance del absurdo y comprender que, ahora y aquí, el mayor peligro para la sostenibilidad financiera del sistema no es que falte dinero, sino que se está tirando.
Sin olvidar las privatizaciones de servicios, que resultan más caras que las prestadas directamente por los entes y empleados públicos. 
*** 3. Hay múltiples estudios sobre el copago; en mi opinión, hay uno singularmente didáctico, que además incluye datos sobre los sistemas de financiación de los servicios públicos de salud de distintos países europeos, se trata del trabajo de Jaume Puig Junoy (Universitat Pompeu Fabra) titulado "Los mecanismos de copago en servicios sanitarios: cuándo, cómo y porqué". Este informe y análisis fue elaborado en 2001, pero en la mayoría de los aspectos que trata sigue siendo un documento plenamente vigente y útil.

19 comentarios:

  1. Esto no ha hecho más que empezar. Atentos a lo que sucederá con los peperos en el poder. Tiempo al tiempo. Por supuesto, dirán que la culpa la tiene ZP......y que ellos "se han visto obligados a corregir las desfeitas heredadas". La política se va a degradar hasta extremos nunca vistos. La democracia española está todavía muy contaminada por la "radioactividad franquista". Pero si el "pueblo" es lo que quiere, adelante, demos la palabra al "pueblo". Dicen los "entendidos" que nunca se equivoca ¡¿?!

    ResponderEliminar
  2. Hay juristas de reconocido prestigio afirmando que el copago podría ser anticonstitucional.

    ResponderEliminar
  3. Según tengo entendido, a efectos de financiación el copago es simbólico. El verdadero objetivo del copago es empujar a los ciudadanos a ir al médico solo cuando sea realmente necesario, es decir, descongestionar los ambulatorios y hospitales. Va en la misma línea de la propuesta de que los jubilados dejen de recibir medicinas gratis, para que así compren solo las que realmente necesitan, al igual que el resto de nosotros.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. La Sanidad no se financia con las cotizaciones a la Seguridad Social, sino vía impuestos. Me parece que las cotizaciones a la Seguridad Social van íntegramente a pagar pensiones, y de hecho hace unos meses, por primera vez la cuantía de las pensiones fue superior a la de cotizaciones a la SS, por lo que hubo que echar mano de otro dinero.

    O sea, que eso de que "lo aportado a la Seguridad Social se utiliza para otros fines" es rotundamente falso. La Seguridad Social únicamente paga pensiones y cualquier otro tipo de servicios sociales son financiados vía impuestos.

    Por otra parte, la esencia del copago es que pague algo más el que la usa. Es decir, que si tú vas al médico no te van a cobrar a ti 1€ y a mí me van a retener otro euro MÁS de la nómina, sino que tú vas a pagar dos.

    ResponderEliminar
  5. Si eso ocurre me nacionalizo de otro pais.

    ResponderEliminar
  6. Lo que pretenden es acabar privatizando la sanidad. El copago nos llevará al pago, de una sanidad privada y por cada uno de los ciudadanos. Aparte de que así las empresas que impartan estos servicios se harán de oro, ya que nos veremos obligados a pagar lo que nos quieran cobrar, se acabará definitivamente con conceptos básicos de una sociedad justa, como distribución de la riqueza o fiscalidad progresiva.

    ResponderEliminar
  7. Yo he estado viviendo en Suecia donde hay un copago. Cada visita tiene un precio y si el numero de visitas supera 4, no pagas por la visita. Los medicamentos son gratuitos. La verdad es que reduce las colas y se nota en general en los hospitales.

    En realidad es una medida muy positiva, ya viviendo allí dije que si esto pasaba en España..todo el mundo se quejaría diciendo cosas como las que leo en este post.

    Lo que hay que exigir es transparencia, y que el dinero del copago este reflejado directamente en la mejora de las prestaciones de sanidad, esta es la clave. Si hay copago pero siguen habiendo largas colas, los equipamientos no se mejoran muchos, etc,etc entonces se puede asegurar que es un robo.

    ResponderEliminar
  8. Copago no es un concepto económico sino de concienciación. No se trata de que los pacientes paguen ni el 1% del tratamiento pero si una pequeña parte que les conciencie de que la sanidad no es gratis total.

    ResponderEliminar
  9. Pues lo del copago será la única jodienda que les van a dejar a los del PP... porque como ZP ya ha abaratado el despido, bajado los sueldos a los empleados públicos, despilfarrado la hucha de la seguridad social, subido el IVA... Por cierto, si está mal que decida el pueblo, ¿quién propones que decida? ¿Tú?

    ResponderEliminar
  10. Dices que:
    "la Seguridad Social no sólo se autofinancia al 100%, sino que además parte de sus fondos son utilizados para fines ajenos a la sanidad."
    Sin embargo la ley de 1998 de presupuestos del estado separaba la seguridad social de los impuestos de la sanidad. Esto se comenzó en 1986 y se fue cambiando gradualmente hasta 1998 que se cambió completamente, desde entonces la seguridad social solo financia las pensiones.

    Por otro lado el sistema de coopago Consiste en poner tasas simbólicas. Uno de sus objetivos es recaudatorio, otro es disuasorio y otro es racionalizar el uso de los servicios sanitarios ya que en ocasiones se acude a los centros de salud y se hace gasto por tonterías además de que se despilfarra demasiado.

    Personalmente considero que dentro de las alternativas de financiación de un sistema sanitario endeudado no es la más acertada pero tampoco la peor, puesto que la privatización de los servicios y el aumento de la presión fiscal podrían ser otras opciones pero saldriamos peor parados.
    Si tuviera que elegir me decantaría por los nuevos modelos organizativos: instituciones públicas sometidas a derecho privado. Actualmente se han abierto 6 nuevos hospitales sometidos a este modelo en Madrid.

    ResponderEliminar
  11. Repago lo he llamado yo a esto :P

    ResponderEliminar
  12. Creo que a nadie le gusta la idea del copago, al igual que a nadie le gusta estar enfermo y a nadie le gusta que se recorten puestos de trabajo de personal sanitario.

    De todas maneras, en la situación actual, hay que actuar y creo que merece la pena analizar la posibilidad de "copagos simbólicos por uso" en primaria y urgencias para desincentivar la aparición de usuarios hiperfrecuentadores. Por otro lado, también sería necesario plantear medidas para aumentar el porcentaje de recetas de medicamentos genéricos y eso me temo que se puede conseguir penalizando económicamente a los no genéricos.

    ResponderEliminar
  13. A propósito de si las cotizaciones son o no son para sanidad, en todas las nóminas al trabajador se le descuenta un 4,7% PARA EL RÉGIMEN GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL (ese es el concepto, NO OTRO).

    ResponderEliminar
  14. Excelente noticia !! Thx x la informacion facilitada, aunq este tipo de noticias no suelen ser del todo objetiva y aconsejo buscar mas info para hacerse una idea global.

    pd: Salu2,y no te olvides de visitar Lineas ADSL Vodafone

    ResponderEliminar
  15. es cierto la pagamos al 100% solo quieren sacarmas diero si la pusieran asi tendria que dimitir el partido que la apollara la gente nos echariamos a las calles entre esa gente me encuentro yo y no seria solo para manifestarme

    ResponderEliminar
  16. Si pero cuando vamos a Urgencias y tardan 4 horas en atendernos porque hay 20 personas que podrían ir al día siguiente al médico de cabecera sin ningún problema nos jode y nos quejamos. Yo creo que debería ser un pago simbólico sólo para Urgencias para quien va por borracheras, tonterías y por cosas que no debería.

    ResponderEliminar
  17. Claramente es un intento más de sangrar al ciudadano. Lo bonito del caso es la terminología (copago) usada, como anestésico. En poco tiempo escucharemos mucha ingeniería gramatical para justificar lo que sencillamente es una "subida de impuestos" a las bravas.
    Ejemplo actual: mi comunidad (y otras) soportan lo que irónicamente se conoce como el céntimo sanitario, que no es ni más ni menos, que aplicar (no un céntimo, varios) un impuesto extra a la gasofa, para...para... ¿para qué era?. Son insaciables. Alguien les tiene que decir que ya está bien, que hasta aquí hemos llegado..

    ResponderEliminar
  18. Todos los que decis que el copago es simbolico me parece que estais muy equivocados.

    Aqui no se esta hablando de pagar 1€ por consulta para que por ejemplo dejen de abarrotar urgencias los sabados los jubiletas que no tienen nada mejor que hacer, sino de un verdadero re-pago, como por ejemplo (y dicho por algunos de los "intelectuales" de este desgobierno que tenemos), es que los pacientes tengan que pagarse las dietas mientras estan ingresados, reducir la subvencion a los medicamentos, y otras lindeces.

    En resumidas cuentas, esto, sumado a el pensionazo, demuestra aun mas una sola cosa: Que el PSOE para quien esta gobernando es para la banca, y sus filiales, las aseguradoras. Lo que pretenden conseguir es que la gente se eche a fondos de pensiones privados y sanidad privada, para hacer aun mas ricos a quienes nos han metido en este fregao de crisis y a quienes encima el gobierno va y regala dinero publico para que aumenten sus beneficios.

    ResponderEliminar
  19. En otros países donde he vivido, el facultativo me recetaba "10 pastillas y punto" para mi dolencia o enfermedad.

    Me iba a la farmacia y me vendían DIEZ CÁPSULAS. El resto se lo vendían a otra persona. Y si me hacían falta más, el mismo facultativo me recetaba otras 5, ó 10 o etc.
    Os juro que no es ciencia ficción.

    Aquí los -carísimos- medicamentos los subvenciona la SS al 60%, o los da a 0% de coste a los pensionistas, mientras la mitad de los mismos van a un cajón durante meses antes de tirarlos (y encima a la basura) por estar "caducados".

    En ese dispendio de medicamentos tirados, las distintas Admones. "gastan" miles de millones de €s que sólo engordan a farmacéuticas.

    Si fuera con terroristas o narcotraficantes quizás habría forma de solucionar algo, pero con las poderosísimas farmacéuticas no hay nada que hacer. Lo que ellas impongan no habrá gobierno autonómico, estatal o europeo que pueda contrarestar su poder REAL.

    A foderse toca, meu...

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.