06 mayo 2013

El terrorismo financiero existe: Nada ha cambiado, seguimos en 2007

Según las autoridades estadounidenses, que al parecer son las que más saben del asunto, actos de terrorismo son todas aquellas iniciativas o acciones, violentas o no, destinadas a intimidar o presionar a la población civil de forma generalizada, así como las coartan las decisiones de las instituciones públicas mediante amenazas o atentados (violencia). Copio y pego:
«En cuanto a la posibilidad de coartar o influir en la conducta del Gobierno mediante destrucciones masivas, asesinatos o secuestros, los banqueros no necesitan recurrir a ellos, ya han tomado como rehén a toda la economía».
«Desde 2007, Wall Street ha desalojado a cuatro millones de familias de sus casas [aproximadamente, 10 millones de personas], y varios millones de personas más están actualmente atrapadas en procedimientos de desahucio o embargo. Durante el año pasado [2012] he oído las historias de cientos de esas familias y la experiencia es un sentimiento de inseguridad y de terror psicológico».
«Pérdida de seguridad. Estado de miedo. Son las mismas palabras, las mismas frases que hemos oído en Boston [con motivo de las recientes bombas caseras que explotaron durante una prueba deportiva]. Si la inseguridad masiva y el terror por la amenaza de quiebra (default) obedecían al deseo de los bancos, misión cumplida. Sin embargo, a los bancos no se les acusa de terrorismo y sus productos financieros no son calificados como armas de destrucción masiva».
«Tal vez estáis pensando que no se acusa a Wall Street porque los terroristas deben usar bombas en lugar de bonos, o porque no existe el terrorismo económico, ¿verdad? Así lo creía el Pentágono cuando en 2011 publicó un informe en el que planteaba que hubo individuos o entidades desconocidas que pudieron contribuir a que EE UU sufriera la crisis económica de 2008 mediante "terrorismo financiero"».
..
Donde dinero y espectáculo se dan la mano
Si no fuera cierto,
parecería un chiste 
Sin embargo, en ese informe oficial de 2011 los desconocidos que según el Pentágono habrían propiciado la crisis financiera estadounidense, que luego se extendió al resto de Occidente, serían ¡yihadistas islámicos o elementos chinos y venezolanos!... Ni una palabra de Goldman Sachs, por ejemplo. Todo un alarde de imaginación y de falsedades. 
En paralelo a las falacias oficiales, medios de información estadounidenses publicaron que «el sindicalista Steven Lerner era un terrorista económico porque propuso que los propietarios de casas se unieran en una huelga hipotecaria. Los medios conservadores lo acusaron de "guía de terrorismo financiero"; es más, un congresista instó al procurador general, Eric Holder, a que investigara las "amenazas [de Lerner] porque claramente constituyen terrorismo interior"»
«En otras palabras [estos entrecomillados corresponden a frases textuales de Laura Gottesdiener], propugnar la seguridad de los propietarios de viviendas equivale a un acto de terrorismo, mientras que asegurar la estabilidad de Wall Street, incluso si ello significa expulsar a la gente de sus casas y culpar a Venezuela de la catástrofe hipotecaria, es simplemente política oficial de EE UU».
El empeño de la gente de orden y de las autoridades estadounidenses en exculpar a las entidades financieras del delito de terrorismo económico ha llegado a extremos irracionales, como es el caso del gobernador de Michigan, que en su día decretó una especie de "estado de economía marcial", suspendiendo derechos civiles para garantizar el pago de las hipotecas.
..
Promesas incumplidas y regreso a 2007...
Laura Gottesdiener, periodista independiente, finaliza así el último de sus textos, en el que se entremezclan y complementan crónica y análisis:
«El hecho de que la nación [estadounidense] esté viviendo un terrorismo financiero generalizado no significa de ninguna manera que los ataques de Boston sean menos trágicos. Pero debería indignarnos más que los banqueros de Wall Street estén ocupados resucitando las mismas armas que usaron contra la nación hace solo unos años y que nuestro gobierno no haga nada para detenerlos».
Sí, amable lector/a, resulta que entidades financieras de EE UU vuelven a las prácticas carentes de escrúpulos con la única finalidad de "mejorar rendimientos"; lo cual es posible porque han sido incumplidas todas las promesas que hicieron nemerosos políticos profesionales con responsabilidades institucionales durante los años 2008 y 2009.
Las leyes siguen sin impedir que los grandes consorcios jueguen al monopoly.
¿Y en Europa? En Europa la clase dirigente es verbalmente menos osada pero más hipócrita que la estadounidense. En Europa hay más golpes de pecho, pero tampoco se han reformado las estructuras ni los textos legales para impedir los desmanes.
En España, por ejemplo, sigue vigente la ley hipotecaria de 1909.
MÁS detalles sobre el terrorismo financiero que se practica en EE UU y, por extensión, en todo Occidente, en "Mortgages in the era of mass terror" (en), por Laura Gottesdiener, en COUNTER•PUNCH.

2 comentarios:

  1. No se trata ya de la conocida sociedad clasista, no se trata, en nuestro tiempo, del viejo Estado estructurado en las viejas clases. Se trata ahora de una especie de concepción agropecuaria del Estado, en la que unos cuantos miles, quizás decenas de miles, de privilegiados, encumbrados e instalados mantienen estabulada a la gran masa (unos cuantos millones) para su explotación y expolio, forzando a dicha masa a horarios de trabajo abusivos, privándola a la vez de sus recursos de subsistencia, de cuidados médicos, de formación y educación, de sus viviendas cuando lo consideran conveniente...

    Como en toda granja que se precie, no faltan los perros de guarda para hacer el trabajo sucio: provienen de los grandes partidos orwellianos especializados en engañar, en hacer promesas electorales falsas, en "dorar" la realidad, en amnistiar sinvergüenzas, en calumniar y en difundir patrañas. Ahí están los cospedales que califican de nazis a quienes no se someten a sus fechorías y los zapateros que amnistían a banqueros difamadores.

    La "rebelión en la granja" no puede esperar. Por razones de supervivencia.

    ResponderEliminar
  2. El PSOE acaba de proponer medidas para reducir los desahucios o aplazarlos pero nada dice de cambiar la ley de 1909.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.