14 marzo 2015

Occidente, a punto de destruir el "universo" que Rusia heredó de la URSS

La UE prescinde de las raíces del europeísmo y ya ejerce a tiempo completo
de herramienta política para abrir mercados y ampliar las fronteras de la OTAN
.. 
El conflicto que viven los ciudadanos de Ucrania —que ha derivado en guerra civil— es una más de las batallas que libran el bloque euro-norteamericano de Occidente (OTAN + UE) y Rusia, que lidera la flamante Unión Económica Euroasiática (UEEA), pacto que entró en vigor el pasado 1 de enero.
Varios países de Occidente, no todos, apoyan al actual gobierno ucraniano —instaurado mediante un golpe de Estado palaciego— y Rusia respalda a la autodenominada República Popular de Donetsk (el oriente de la actual Ucrania, con mayoría de población rusa).
En Europa occidental la mayoría de los grandes medios —en España prácticamente todos ofrecen una versión maniquea de los acontecimientos, presentando a la coalición gubernamental de neoliberales, conservadores y nazis ucranianos como el bando de los buenos y a los pro-rusos, como el de los malos.
Curiosa y significativamente, los pro-rusos jugaron un papel secundario durante el llamado Euromaidán, pues apoyaban el acercamiento a la Unión Europea (UE) pero recelaban de romper la relación con Rusia como pretenden los neoliberales y la ultraderecha. 
La movilización (el Euromaidán) eclosionó en noviembre de 2013 y en principio las reivindicaciones estaban centradas exclusivamente en dos aspectos: corregir la deficiente gestión económica y exigir al Gobierno de Víktor Yanukóvich que reanudara las negociaciones con la UE —cuyo objetivo era artillar un acuerdo de asociación, no el ingreso, en contra de lo que algunos afirmaron por error o con fines perversos.
Las conversaciones con la UE fueron suspendidas (no anuladas definitivamente) por el Ejecutivo por motivos económicos y jurídicos (algunos nimios y esgrimidos a modo de excusa), decisión en la influyó —inevitablemente— la presión ejercida por Moscú para evitar el alejamiento de Kiev; no en vano la pérdida del aliado histórico y socio comercial ucraniano suponía (supone) el desmantelamiento casi total del "universo" socio-económico y también sentimental que la Federación Rusa había heredado de la URSS.
..
[La presión del ex gigante soviético no sólo era y es lógica desde un punto de vista geopolítico, sino que también era y es inevitable, legítima y "natural" porque la deuda del Estado y de las grandes empresas ucranianas con el Estado ruso, con la banca moscovita y con las compañías del sector de la energía es tan elevada, ¡hablamos de miles de millones de dólares!, que va más allá de lo económico: es una deuda política e institucional]  
..
El 19 de agosto de 1991, Yeltsin, encaramado en un
tanque ante la sede del Gobierno de la República
Soviética de Rusia, matizó el golpe de Estado que
habían organizado altos cargos agrupados en torno
a un Comité Estatal para el Estado de Emergencia.
A partir de ahí, desautorizado Mijaíl Gorbachov, el
proceso de reformas que su gabinete había planificado
no sólo fue acelerado, sino también modificado y entre
otros cambios, el sector "liberal" del PCUS impuso un
tránsito a la economía de mercado tan acelerado que
dinamitó las estructuras de producción de Rusia
y del resto de países del Comecon. Esa perversión,
además de generar un reguero de privatizaciones
mafiosas, hipotecó el futuro económico hasta el
extremo de que hay sociedades del Este que todavía
hoy pagan el dislate que pilotó el clan Yeltsin
Casi todos los socios de la URSS han "huido"
o han sido "conquistados"
Salvo Bielorrusia, Moldavia y Ucrania, Rusia ha perdido todos los aliados y socios del Este europeo, unos por errores de la élite creada y pilotada por Boris Yeltsin y mantenida con ligeros cambios por su sucesor, Vladímir Putin, y otros se alejaron de Moscú porque han sido "conquistados económicamente" por el bloque OTAN-UE.
En esa lid silenciosa Occidente no sólo ha empleado bazas políticas, sino que sobre todo ha jugado la carta financiera con la ayuda del instrumento más efectivo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) [en rigor, más que con "la ayuda de", habría que decir "bajo la dirección de"].
Los países del Este incorporados a la Unión Económica y Monetaria (UEM), por poner sólo un ejemplo de cómo funciona la actual UE —que en materia económica es anti-europeísta—, no sólo han quedado encadenados al Eurogrupo y al Banco Central Europeo (BCE) [instituciones que están controladas por neoliberales (casi todos adscritos o cercanos al PPE) y gestionadas por ex directivos de las grandes entidades financieras de ámbito transnacional], sino que además, debido a las renuncias políticas de la Unión, unidas al dislate fiscal de la eurozona y a los vacíos normativos que acusa el euro, todos los Estados integrados en la UEM están supeditados a las decisiones del FMI; lo cual es doblemente perjudicial para los países que han transitado de una economía planificada a la de libre mercado, que para colmo está desregulada casi totalmente en asuntos financieros, incluidos los créditos-trampa a los Estados. 
Una simple ojeada a los cambios político-fronterizos habidos desde el derrumbe de la URSS permite comprender el alto significado que tiene para Rusia el conflicto ucraniano, que ha sido y es hábilmente utilizado, emponzoñado y financiado desde Occidente.
..
Occidente vs. Bloque Soviético (hoy UEEA)
..
..
Sin entrar en juicios de valor ideológicos, todo estaba claro: por una parte, el Occidente capitalista con democracias parlamentarias más o menos "sinceras" y al otro lado del telón, el bloque liderado por la Unión Soviética, economía planificada [la expresión "socialismo real" no sólo es absurda, sino también perversa] y un sistema político que apenas evolucionó tras la consolidación en el poder del Partido Comunista, ya iniciada la década de 1920, tras ser derrotadas las columnas y partidas del ejército zarista o blanco que siguieron activas tras la toma del poder por los bolcheviques en 1917.
No obstante, la nitidez era relativa porque en ambos "bandos" había matices.
..
1. Finlandia y Suecia: neutralidad real y virtual 
Finlandia desde primera hora, tras el triunfo de la revolución bolchevique, aún siendo un país regido con los criterios occidentalistas siempre mantuvo buenas relaciones con la URSS, tanto institucionales como comerciales.
Suecia mantuvo una relación institucionalmente cordial con la URSS, lejos de estrechar lazos; pero al igual que Helsinki, Estocolmo evitó alinearse militarmente con la OTAN y evitó entrar en los cíclicos rifirrafes geopolíticos este-oeste.
Noruega, aunque rara vez mostraba una actitud expresamente beligerante en la lid este-oeste, fue cofundadora de la OTAN y su aparente neutralidad era estrictamente formal. Actualmente, Noruega forma parte del grupo de países que capitaneados por EE UU, Gran Bretaña y Alemania, presionan a Suecia y Finlandia para que se incorporen a la OTAN.
..
2. Suiza: por encima de toda consideración, atalaya financiera
La inequívoca adscripción a Occidente de la Confederación Helvética era (y es) casi exclusivamente económica. Berna siempre ha evitado (y evita) supeditar su preeminencia financiera a cuestiones geopolíticas, siempre ha sido así: lo hizo con el III Reich cuando la Wermacht asolaba el continente y ha seguido aplicando el mismo criterio con todos los Estados, también con la URSS y ahora con Rusia.
..
3. Austria: el puente este-oeste
Desde que finalizó la segunda guerra mundial, marcada por su alineamiento con el nazismo y adelantándose a la Ostpolitik de la RFA, la occidentalista pero contemporizadora Austria ejerció funciones de puente este-oeste durante el período 1946-1990.
Austria ha rehusado reiteradamente adherirse a la OTAN, si bien es  miembro de la UE desde 1995 y uno de los países socios fundadores de la unión monetaria.
..
4. Moldavia y Ucrania: "mercados" y producciones en disputa
Junto a Bielorrusia y Moldavia, Ucrania todavía mantienen estrechos lazos económicos con Rusia.
A pesar de las dificultades políticas y al aumento de la rusofobia que ha generado la guerra civil, Kiev intenta compaginar su camino hacia la UE con el mantenimiento de una relación correcta (y si puede, cordial) con Moscú por una razón capital: el gas.
La dependencia energética de Ucrania respecto de Rusia es total, no sólo por el carburante que importa para su consumo, sino también por los jugosos ingresos que Kiev percibe por los derechos de paso de los oleoductos que transportan carburantes a Europa occidental.
En España apenas se ha informado de este "detalle": el suministro de carburantes y la red de oleoductos han jugado un papel muy relevante para que desde Moscú y varias capitales de la UE —en especial RomaViena y las de los países balcánicos— presionaran al Gobierno ucraniano para que firmara el reciente alto el fuego con la República Popular de Donetsk; todo ello sin olvidar que Ucrania sigue pagando tarde, mal y arrastras los combustibles que compra a Rusia, a la que en febrero pasado debía en torno a 2.500 millones de dólares —hay fuentes que elevan esa cifra por encima de los 3.000 millones.
Moldavia vive un proceso de acercamiento a la UE menos ruidoso que Ucrania pero que en términos relativos es tanto o más conflictivo, incluso existe una amenaza de guerra. En la capital moldava, Chisinau, bregan con su particular CrimeaTransnistria, región cuyo gobierno autónomo declaró la independencia.
Tras el plebiscito que ratificó el regreso de Crimea a la soberanía rusa, los dirigentes del territorio moldavo segregado remitieron al Parlamento y al Gobierno rusos la propuesta de incorporar Transnistria (o Transdiniéster) a la soberanía rusa.
En paralelo, desde Chisinau han solicitado a Bruselas que abra las negociaciones del acuerdo de asociación con Moldavia, con vistas a su ulterior ingreso en la UE.
..
Los dirigentes políticos y económicos de Occidente jamás perdonaron
Yugoslavia (ni a Tito) el papel libertador que ese Estado europeo
jugó en la Conferencia de Bandung (1955), donde se puso en pie
el Movimiento de Países no Alineados, dificultando y en algunos
casos reventando las relaciones económicas de dominio que
las grandes potencias estaban imponiendo en los procesos
de descolonización y por extensión, en el Tercer Mundo
5. Yugoslavia: el mosaico y modelo
que Occidente logró reventar
en los años noventa
La extinta República Federativa Yugoslava, uno de los Estados que impulsaron el Movimiento de Países No Alineados, introdujo sustanciales variantes en el sistema económico soviético y políticamente logró mantener una posición equidistante en la lid este-oeste.
Pese a todo, sus éxitos socio-económicos y su influencia en el Tercer Mundo provocaron que Yugoslavia fuera especialmente "odiada" en Europa occidental, sobre todo por parte de Alemania occidental (RFA) y Gran Bretaña.
De hecho, ya en 1979 la RFA financiaba a los nacionalistas croatas y otros grupos yugoslavos antigubernamentales (incluidos intelectuales y personajes del mundo de la cultura) con el ánimo expreso de desestabilizar la federación que pilotaba Josip Broz, Tito
En los años ochenta la RFA (casi siempre apoyada por EE UU y Gran Bretaña) encabezó varias iniciativas anti-yugoslavas en casi todos los foros internacionales donde Belgrado estaba presente, incluido el FMI, y en Europa boicoteó de forma singularmente contundente y sistemática todas las medidas que pudieran favorecer las relaciones de Yugoslavia con la UE.
Actualmente, dos de los ocho territorios en que ha sido dividida la antigua Yugoslavia ya han ingresado en la Unión: Croacia en 2013 y nueve años antes, en 2004, ya lo había hecho la única nación de la destruida república federal que no sufrió una guerra civil, Eslovenia, que también en 2004 se asoció a la Alianza Atlántica.
Quedan seis Estados soberanos parcialmente alineados [de norte a sur: Serbia, Bosnia, Montenegro, Kosovo, Albania y Macedonia], aunque casi todos han solicitado el ingreso en la Unión o han mostrado su interés en estudiar esa posibilidad. 
Sólo en Serbia existe una notable oposición a formar parte de la UE, si bien es difícil mensurar hasta qué punto tiene penetración social ese rechazo. De momento sólo es posible afirmar que no hay ventaja clara a favor ni en contra.
De los cinco aspirantes que han confirmado su intención de adherirse a la Unión habría que descabalgar a Kosovo, no sólo porque son escasas sus opciones de alcanzar esa meta en el corto o medio plazo [tanto por motivos económicos como por los graves desajustes y vacíos legislativos que acusa el novísimo Estado], sino también porque el Gobierno kosovar ha relegado a segundo plano ese objetivo tras comprobar los generosos ingresos y ventajas que recibe de Estados Unidos, de los que depende su existencia.
El maná estadounidense se debe a que Washington no sólo apoyó la segregación de esa provincia serbia, sino que la fomentó desde poco después de estallar "la guerra contra Yugoslavia".
Los estrategas de EE UU decidieron hacer lo posible y lo imposible para dotarse de un aliado militar 100 % fiel en la región y de todas las opciones barajadas, la más práctica era convertir Kosovo en Estado para convertirlo en aeropuerto y referente logístico.
Estados Unidos ya dispone en territorio kosovar de instalaciones para el acuartelamiento de tropas, un centro de telecomunicaciones, misiles de medio alcance y un aeropuerto operativo para el que ya se han previsto futuras ampliaciones a fin de ir adaptándolo a las necesidades.
..
6. Albania: del estalinismo
al atlantismo sin pestañear 
Albania es una "curiosidad" y un paradigma. Desde que cayó el Imperio Otomano la clase dirigente albanesa ha sido irrelevante en el concierto continental, excepto cuando estalló el montaje de las mafias kosovares.
Hace ya cinco años, el Gobierno albanés logró uno de sus objetivos: el ingreso en la Alianza Atlántica que había solicitado con el fervor extremo que caracteriza a los conversos.
La pertenencia a la OTAN —en la que ingresó en 2009 junto a Croacia— ha llevado aparejada una estrecha relación de "amistad financiera" con Estados Unidos, lo que unido a los reveses que acusan el euro y los países pobres de la unión monetaria ha provocado que en Tirana se enfriara la ilusión por ingresar en la UE.
..
7. Malta: de base militar británica a destino turístico y centro de negocios
Teóricamente neutral, la isla de Malta acogió la principal base militar británica en el Mediterráneo hasta 1979; desde entonces, aunque siempre ha estado alineada con Occidente, es poco más que un destino turístico y un centro de negocios más o menos turbios, sobre todo como plataforma logística gracias a su estratégica ubicación.
El rol de Malta como base militar británica (occidental) empezó a perder relevancia en 1960, cuando Gran Bretaña pactó la independencia de Malta conservando sine die el derecho a mantener dos bases, la área de Acrotiri y el centro operacional de Dhekelia.
..
8. Asia Central y el Cáucaso: La "retaguardia" que Moscú intenta recuperar
El pasado 1 de enero entró en vigor el pacto firmado en mayo de 2014 por las repúblicas ex soviéticas de BielorrusiaArmenia (Cáucaso) y Kazajistán (Asia Central) con la Federación Rusa, por el que constituyeron la Unión Económica Euro-Asiática (UEEA), a la que se ha adherido la también ex soviética y asiática república de Kirguistán.
Con anterioridad a la firma de ese pacto, Moscú también entabló conversaciones con los gobiernos de Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán [países ex soviéticos ubicados al sur del territorio kazajo y como este, ricos en hidrocarburos] para que se incorporaran a la UEEA. Las negociaciones han avanzado, pero no a la velocidad que deseaba el Kremlin. Existen diferencias en lo tocante a las funciones políticas de la unión. Las renuencias de los tres gobiernos tiene su origen en la posibilidad de que Occidente (Estados Unidos) adopte una actitud "poco amistosa" y les dificulte la utilización del futuro oleoducto Asia Central-Pakistán, cuya construcción fue acordada en Ashgabat (Turkmenistán) en diciembre de 2002, y en el que tienen una relevante participación los inversores estadounidenses.
La construcción de ese equipamiento sufre notables retrasos debido a la inestabilidad en la que parece definitivamente instalado el Estado afgano, por cuyo territorio debe circular el oleoducto.
En paralelo, Moscú también ha propuesto incorporarse a la UEEA a las ex repúblicas caucásicas de Georgia y Azerbaiyán, pero ambos países acusan conflictos que en gran medida fueron generados y han sido alimentados por el propio Kremlin.
..
La región de Najicheván es de soberanía azerí
Abjasia y Osetia abren brecha
entre Georgia y Rusia
En Georgia existen dos Estados virtuales, Abjasia y Osetia del Sur (o Alta Osetia) que gozan de apoyo ruso, lo que prácticamente arruina las posibilidades de que el Gobierno georgiano ingrese en la UEEA, salvo que Rusia deje de alentar ambas segregaciones.
..
Nagorno Karabaj dificulta
las relaciones Moscú-Bakú
El caso de Azerbaiyán es similar, pues el gobierno de la región oficialmente azerí de Nagorno Karabaj (o Alto Karabaj), cuya población es de mayoría armenia, declaró la independencia en 1991 y constituyó un Estado soberano que cuenta con apoyo militar armenio.
Rusia nunca se ha pronunciado oficialmente a favor de la independencia de Nagorno Karabaj ni de la reincorporación de ese territorio a la nación armenia [de la que había formado parte durante varios siglos hasta que la URSS la reubicó en la RSS de Azerbaiyán], pero las estrechas relaciones entre Tiflis y Moscú, lubricadas por la poderosa colonia armenia residente en la capital rusa, han impedido que Bakú osara recurrir a su poderío bélico para recuperar el control de ese territorio [en caso de guerra abierta el ejército armenio apenas podría hacer frente a su homónimo azerí, que triplica sus efectivos y está mejor armado].
Mucho deberían cambiar las cosas para que Bakú se aviniera a sentarse junto a Tiflis en la mesa de la UEEA.
Para colmo, los azeríes constituyen la principal población musulmana del Cáucaso y las simpatías con sus hermanos de fe chechenos enredan un poco más las relaciones Azerbaiyán-Rusia. En Bakú casi nadie se ha olvidado de la cruzada del ejército cristiano de los rusos en Chechenia y todos los ciudadanos rusos recuerdan casi a diario los numerosos atentados perpetrados por los yihadistas en sus calles, transportes, teatros y todo tipo de instalaciones.
Los conflictos de Abjasia, Osetia de Sur y Nagorno Karabaj constituyen un bis de los que estallaron en Crimea y en las provincias rusófonas del oriente de Ucrania.
Más de dos decenios después, Moscú sigue pagando los graves errores cometidos durante la liquidación del imperio soviético, cuando el Kremlin renunció a racionalizar las fronteras que alteró el PCUS prescindiendo de la sociedad y de la Historia, de los idiomas y de los sentimientos, de las culturas y de las natios (naciones).
..
CON ANTERIORIDAD:
«Pleitos sin fin a los pies de Rusia, desde los Cárpatos hasta el Pamir»

4 comentarios:

  1. Amplia, exhaustiva panorámica de estas disputadas áreas fronterizas. Completada con el artículo enlazado (de junio/2006) sobre la liquidación premeditada de Yugoslavia, la perspectiva que se obtiene es esclarecedora y muy desmitificadora. Acerca mucho a esa difícil meta, la verdad.

    ResponderEliminar
  2. Hola amic Féli: parlant de temps convulsos .....

    Vull fer te una pregunta. No he llegit cap entrada sobre el que està ocorrent a Veneçuela. És veritat que a Espanya també hi ha certa agonia, fins i tot famílies que passen gana. Però a diferència són una miqueta per cent que no arriba al 50% de la poblacion, no ens enganyem. Has vist el programa que es va emetre en Antena 3: "Tierra Hostil Venezuela" ? A Veneçuela existeix més de la meitat de la població aquesta amb manques i molt grosses. El que no ha de passar gana és el Govern de Madur, però la resta...ni tan sols tenen llet que donar-li als beus.

    Et seria igual viure en venezuela?

    Una cordial salutació.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Premissa: no em convenç el "camí al socialisme" que ha dissenyat el Partit Socialista Unificat de Veneçuela (http://www.psuv.org.ve/), així es diu la formació governant; dit això i per tant sense ànim de justificar totes les decisions dels "bolivarianos" o chavistes:
      1) El reportatge d'Antena3 presenta una selecció d'imatges indicatives de pobresa i altres tares que podrien haver estat filmades a Espanya i fins i tot als Estats Units;
      2) La pobresa a Veneçuela s'ha reduït dràsticament des que el chavisme va guanyar per primera vegada les eleccions fins al 2013 i si des de fa gairebé dos anys remunta, es deu fonamentalment a l'assetjament de la banca internacional i als desproveïments de determinats productes que organitza el sector de l'empresariat alineat amb les alternatives polítiques de la dreta i de la dreta extrema (a Xile va passar el mateix des de la primavera de 1972 fins que es va produir el cop d'estat de Pinochet, el setembre del 73); i
      3) Si no escric un "post" sobre aquest procés es deu a dos motius:
      a) Hauria de criticar el PSUV, la qual cosa em sembla objectivament "injust" a la vista del que passarà (hi haurà cop, sigui dur o tou és secundari); i
      b) La majoria de la informació de què disposo és molt poc fiable, ja que procedeix de mitjans anti-chavistes (el 80 % dels mitjans privats veneçolans són anti-governamentals i / o pro colpistes) o de fonts oficials del chavisme (el qual tampoc és garantia de veracitat).
      (Per cert, no m'agradería viure a Veneçuela... ¡ni als Estats Units! Isa, el lloc de residència només el pot triar una minsa minoria).
      Salut!

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.