11 julio 2015

Grecia no es el único país lastrado por la falsa Unión Económica y Monetaria

El dislate que hunde a Grecia en materia de deuda es similar al que acusa España, pero allí la deuda ya ha superado el techo que el país se puede permitir y los efectos los sufren sus habitantes a diario... ¡y no porque gobierna Syriza! El empobrecimiento generalizado que acusa el país se fraguó hace ya quince años.
España todavía está en el camino... la deuda española ha aumentado en más de 300.000 millones de euros desde 2012 y desde hace ya más de medio año supera el 100 % del PIB.
¿Acaso usted cree que Bélgica, España, Irlanda, Italia o Portugal, entre otros socios, podrán pagar sus deudas? Interesa, pues, extraer conclusiones de lo que ocurre en el país heleno.
Si en el referéndum griego hubiera ganado el , los griegos habrían obtenido un “ventajoso inconveniente”: ganar tiempo. Nada más.
El sólo hubiera servido para marear la perdiz y lo que es más chusco: condenaba al país a unos comicios anticipados en los que los electores podrían devolver el poder a la derecha, Nueva Democracia [el PP griego, artífice del dislate actual con la colaboración del Pasok], o bien volver a la urnas, votar a Syriza y seguir con el plan iniciado por esta formación hace varios meses tras ganar las legislativas: artillar una salida de futuro a la crisis financiera que sea lo menos dolorosa posible para la mayoría de los ciudadanos. En resumen, el sólo servía para perder el tiempo.
Decir sí a las falsas soluciones que ofrecen los rectores de la actual Unión Económica y Monetaria (UEM) hubiera perpetuado el progresivo deterioro que acusa la economía griega desde que el Estado ingresó con trampas en la eurozona [lo que consiguió obteniendo créditos en negro, no declarados, gracias a los grandes bancos que apostaron por especular con el futuro del país].
El no ha servido, algo es algo, para mantener viva la exigencia de una solución que rompa con el aplazamiento sine die del desastre al que conduce la falsa UEM —desastre, insisto, al que no sólo se encamina Grecia.
En rigor, sólo hay dos soluciones reales, una de corto recorrido y otra definitiva. Ambas exigen dialogar y hacerlo tocando tierra, tanto los del como los del no, los “merkelianos” y los que se oponen a la dictadura de los mercados financieros.
..
Solución de futuro: la quita
La quita es la salida menos traumática para la mayoría de los actores implicados y la única que abre puertas de futuro.
La quita sólo perjudicaría directamente a los bancos y a los gobiernos que los defienden (sobre todo al francés y al alemán) y que “empujaron” a sucesivos ejecutivos helenos a engordar la deuda del Estado para sacar tajada (por ejemplo, comprar armas y equipamientos alemanes y franceses que eran objetivamente innecesarios). 
Esos grandes bancos, consorcios y sus aliados se oponen —aunque no todos— a la quita porque verían drásticamente reducidas las posibilidades de seguir obteniendo cuantiosos beneficios.
La quita y la reestructuración de la deuda tendría tres grandes ventajas:
1. racionalizar la situación y anular el porcentaje ilegítimo (entre el 35 y el 50 %, según las fuentes);
2. despejar las profundas dudas que el sistema capitalista suscita en la finca helena y por extensión en toda Europa, y 
3. detener la desestabilización social, política e institucional que amenaza a Grecia, pues si el deterioro socio-económico sigue adelante, Grecia acabará condenada al triunfo del maniqueísmo, triunfará una izquierda que romperá casi todas las barajas o accederán al poder los partidarios de un régimen autoritario (fascismo) que solventarían los problemas como todos sabemos (pérdida de derechos y empobrecimiento forzoso); conste que ni siquiera así Grecia podría pagar la deuda más los intereses; no obstante, los regímenes dictatoriales siempre acaban mereciendo el perdón y la quita… 
..
Grado de endeudamiento de los países de la UE, en porcentaje
sobre el PIB, el pasado mes de abril (pulsar para ampliar)
Solución provisional: otro rescate
Aunque a corto plazo otro rescate parece la solución más sensata (subrayo parece), se trata de un parche cortoplacista porque solo pospone el estallido.
Habilitar otro rescate permitiría disimular el desmantelamiento de la economía real y lentificaría el empobrecimiento de los griegos, lo haría menos notorio durante cierto tiempo, aplazando el derrumbe político e institucional, pues la deuda ya es impagable ahora, de modo que conceder más préstamos para que la banca siga cobrando algunos plazos más los onerosos intereses de la deuda no solventa nada.
Nada de lo aquí expuesto es original. Con datos y razonamientos más extensos esas son las dos alternativas existentes y también las únicas  de las que informan todos los medios, unos abiertamente y otros “escorados”: ocultando que es posible la quita.
Todos los periodistas que trabajan en este asunto y todos los analistas —los orgánicos y los heterodoxos— saben que el Estado griego jamás podrá pagar el 100 % de la deuda más sus intereses; luego, ¿por qué callan o disimulan que la quita es la la única solución real?, amén de que urge reformar la UEM... o salir de ella.
..
Medios: las conveniencias, las inhibiciones y la fuerza de la corriente...
Hay medios que disfrazan o silencian la realidad obligados por su elevada dependencia económica de consorcios y/o bancos interesados directa o indirectamente en sacar tajada a costa del Estado griego.
Por si no fuera suficiente, los medios "maniatados económicamente" predican la simpleza esa del mal ejemplo moral que supondría perdonar parte de la deuda, silenciando que gran parte de ella es ilegítima.
Otros medios restan credibilidad a la quita porque sus propietarios o sus “controladores” ansían un estallido social y político en Grecia… hay gentuza para todo.
Y también hay propietarios de medios y/o responsables informativos que se dejan llevar por la idiocia que cultivan los econometristas.
Lo cierto es que las deudas públicas aumentan de forma escasamente racional en casi todos los países del euro, no solo en Grecia. La raíz del fenómeno es política (con la desregulación en primer plano) y se ha agravado desde que existe la inacabada UEM… con el FMI como portavoz del monetarismo y representante de la gran banca.
Sólo un dato refleja el alcance de la ignominia a la que asisten pasivos la mayoría de los ciudadanos comunitarios: durante los últimos 20 años la deuda de los países de la Unión Europea ha aumentado en 7,78 billones (con b) de euros y el 86 % de esa cifra corresponde sólo a los intereses.
Un detalle más: desde que existe el euro ese incremento es más elevado y crece a mayor ritmo en los países socios del sur y del Este de Europa.
..
PARA SABER MÁS de la deuda griega y de asuntos económicos, visite y busque textos --los hay en abundancia-- en este listado de bitácoras de economía.
..
ARTÍCULOS relacionados:
«Mala fe».
..
INFORMACIONES:
Recopilación de textos sobre la crisis griega, en eldiario.es,
Especial "Grecia dice no", en Diagonal,
Textos sobre Grecia, en La Marea,
Textos sobre Grecia, en infoLibre, y
Textos sobre Grecia, en Público.
Más informaciones a través de este listado de enlaces a medios no convencionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.