05 octubre 2015

Erdogán, el (ex)yihadista que borda el papel de "amistoso enemigo"

Turquía es un socio muy valioso para la OTAN, el régimen de Ankara
es consciente de ello y utiliza esa circunstancia sin escrúpulos 
..
Por hache o por be, Turquía es noticia casi permanente en Europa. Al margen de los sucedidos puntuales, es lógico porque un poder turco gobernó el sureste del Viejo Continente, del que sigue formando parte, dándose además la circunstancia de que la segunda ciudad más poblada de Europa —sólo superada por Moscú— es la turca Estambul.
Sin embargo, pese a ufanarse de ser democráticos y viajados, los europeos en general no son conscientes de que el pueblo turco es uno de los mejor explotados de Occidente y casi nada saben del hipócrita papel que las autoridades de Ankara juegan frente a la yihad del Estado Islámico (ISIS).
El distanciamiento euro-turco es histórico, basta recordar acontecimientos históricos recientes como Lepanto, el asedio de Viena o las matanzas de austriacos, croatas, griegos, húngaros, serbios o rumanos por el ejército otomano o el más conocido genocidio armenio. Pese a todo, tras la primera y sobre todo tras la segunda guerra mundial hubo cierto acercamiento y en la década de 1950 las mutuas prevenciones empezaron a remitir poco a poco.
Esa lenta mejoría en las relaciones euro-turcas se invirtió en 2003, cuando Recep Tayip Erdogán accedió a la jefatura de Gobierno. La mejora de las relaciones se estancó e incluso se dieron pasos atrás gracias al líder islamista. El retroceso se confirmó en el verano de 2014 con motivo de las elecciones que auparon a Erdogán a la jefatura de Estado. Todo esto sin olvidar el contencioso de Chipre, que encanalla las relaciones a varias bandas.  
..
Pulsar para ampliar
Ankara-ISIS, una relación
entre primos hermanos  
La brecha euro-turca amenazó con ampliarse cuando algunos medios europeos —pocos— ventilaron la actitud contemporizadora de Ankara ante la novísima frontera caliente de la OTAN: la creada con la conquista del norte de Siria por las milicias del Califato mesopotámico.
El avance del ISIS fue "comprendido" por las autoridades turcas, que establecieron relaciones con la Administración yihadista. «Es inevitable», adujo Ankara. Nadie en Europa comprendió (aunque todos los gobiernos de la UE evitaron decirlo públicamente) que la relación Turquía-ISIS derivara en una especie de colegueo hasta hace apenas un mes, pues al finalizar el verano el Gobierno de Erdogán afirmó haber corregido su singular laxitud aduanera con el Califato...
..
[Lo cierto es que el fin del colegueo turco-yihadista no está probado. Nadie, salvo Ankara, garantiza que la frontera turco-siria ha dejado de ser el coladero por el que han entrado (y quizá siguen entrando) la mayoría de los materiales y de los voluntarios que mantienen y refuerzan la maquinaria bélica del ISIS]
..
Los islamistas del proscrito Partido del Bienestar reforzaron el "erdoganismo" 
En los comicios presidenciales de agosto de 2014 [era la primera vez que se elegía al jefe del Estado turco por sufragio directo] causó sorpresa que la candidatura de Erdogán obtuviera mayoría absoluta en la primera vuelta (51,9 %). El éxito causó disimulada desazón en la Unión Europa (UE).
Casi todos los mandatarios europeos son conscientes de que el presidente turco es un patriota islamista y nadie olvida que en su día se manifestó a favor de «usar la violencia si es preciso», tesis que mantuvo hasta 1998, cuando sufrió (eso dijo) una epifanía democrática tras ser condenado por pronunciar un discurso a favor de la yihad que le valió una pena de prisión menor. 
Aquel giro político (fuera real o aparente) no apagó el mesianismo político de Erdogán, que en 2001 fundó el partido con el que logró ganar las elecciones en menos de dos años, lo que fue posible gracias al dinero recibido de generosos donantes no identificados y gracias también --esto es sustancial-- a que el partido de Erdogán recibió con los brazos abiertos a los cientos de cuadros islamistas del entonces recién proscrito Partido del Bienestar (versión turca de los Hermanos Musulmanes).
A los gobiernos y a la élite económica de Europa la religiosidad política (solo teóricamente superada) de Erdogán y su despotismo no parece molestarles, lo único que causa malestar en los gobiernos de Occidente es la habilidad del nuevo sultán otomano para sacar tajada del valor geoestratégico de Turquía, motivo por el que los socios de la OTAN guardan las formas y la amistad del (ex)yihadista, todo vale con tal de que EE UU y la OTAN controlen o liquiden el ISIS, según convenga; sin olvidar que Turquía ejerce de colchón frente a la Rusia del "odiado" Vladimir Putin.
..
[Conste que Turquía no necesita pertenecer a la OTAN para ser anti-rusa, la enemistad entre ambos países es vieja y en la actualidad es tan sólida como cuando los Pachá y los Romanov se odiaban furiosamente y competían por someter a los pueblos del Cáucaso]
.. 
Esas y otras circunstancias, no la falta de información de los gobiernos ni de los medios, son las que han propiciado que en Occidente reine la "prudencia" y nadie critique con el rigor que merece la relación que Ankara ha mantenido (y acaso mantiene) con el yihadismo armado del ISIS.
..
El desconocimiento favorece políticas
e intereses muy concretos 
Sin descartar que hubiera indicaciones políticas y económicas, la mayoría de los medios europeos solo han publicado superficialidades para informar de los comicios turcos, lo que en parte es lógico debido a un motivo bien simple: la ignorancia más o menos grave de todo lo turco, déficit que en gran medida se debe al distanciamiento (no solo físico) que han cultivado numerosos agentes políticos y económicos, tanto desde Ankara como desde las capitales europeas.
Sólo ese abismo euro-turco —unido a la comodidad— explica que los "grandes" medios coincidieran en que lo más relevante de los resultados electorales es que el "erdoganista" Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) perdiera 8,97 puntos respecto de los comicios precedentes, caída porcentual que le costó la mayoría absoluta.
Al error de sobredimensionar esa pérdida de votos se sumaron otros dos detalles:
 Ignorar o tratar solo de pasada el auge electoral y la sólida penetración social del Partido de Acción Nacionalista (MHP, el brazo político de los Lobos Grises), que aumentó en 28 escaños los 52 que ya poseía en el Meclis (parlamento), y
 No subrayar como merece el hecho de que el Partido Republicano del Pueblo (CHP) acuse una lenta pero constante pérdida de votantes.
Esta mala nueva para la democracia turca y para el futuro de las relaciones UE-Turquía pasó casi desapercibida porque casi todos los periodistas y analistas prescindieron de que las cifras electorales engañaban, pues los kemalistas ganaron 7 escaños pese a perder votos.
Esta paradoja se explica porque el “erdoganismo” no revalidó la mayoría absoluta, reduciéndose así las desproporciones que provoca la ley D'Hont, procedimiento que también se aplica en Turquía para el reparto de escaños.
En paralelo, la mejor proporcionalidad también permitió que el Partido Democrático de los Pueblos (HDP, izquierda) irrumpiera en la cámara con 80 diputados, igualando la representación de los yihadistas del MHP.
..
[El éxito de la izquierda (HDP) fue reseñado por los "grandes" medios, cierto, pero todos lo imputaron al poderío del nacionalismo kurdo, relativizando —sin menoscabo del destacado rol que juega la discriminada minoría kurda— que se trata de una coalición impulsada por el Congreso Democrático de los Pueblos y que sus candidatos contaron con el apoyo de varias organizaciones de izquierda no kurdas.
La fragilidad de la izquierda turca es histórica porque --amén de otros defectos y condicionantes-- está más fraccionada que la española, ¡qué ya es decir! Prueba de ello es que el purismo sigue hundiendo al Partido Comunista (KP, hijo del histórico TKP), que rehusó sumarse a la coalición porque era inadecuada... El KP solo reunió 13.600 papeletas en todo el país, el 0,03 % de los votos emitidos]
..
La formación islamista liderada por Erdogán [adscrita al Partido Popular Europeo (PPE)] perdió la mayoría absoluta el pasado mes de mayo, esto es rigurosamente cierto y era inevitable que los medios lo destacaran, pero lo más relevante política y socialmente no fue ese descenso sino que la gran familia islamista de la que forma parte el "erdoganismo" vio reforzada su ala ultra: los apoyos obtenidos por el AKP de Erdogán más los del declaradamente yihadista MHP sumaron el 58 % de los votos emitidos.  
..
En 2014, el Gobierno turco autorizó el yihab
en la señanza secundaria, alcanzando
así otro de sus objetivos, pues con
anterioridad ya lo había autorizado en las
universidades y en la Administración,
poniendo fin al criterio y norma
republicana kemalista de mantener las
religiones fuera del ámbito, los inmuebles,
servicios y organismos del Estado
Se puede criticar al AKP, pero sin destruir
su imagen de amigo
Abundando en la interesada miopía occidental, resulta chocante que los analistas correctos confíen en que el actual primer ministro, el tecnócrata Ahmet Davutoglu, evitará que Turquía se aleje excesivamente del republicanismo democrático y aconfesional que instauró Kemal Ataturk.
Casi todos los "expertos" parecen haber olvidado que siendo ministro de Exteriores con Erdogán de jefe del Ejecutivo, Davutoglu se limitaba a suavizar los puñetazos del líder, como ocurrió cuando el sultán del AKP se sinceró —algo extraordinario en él— y reclamó la creación en Alemania de una red de colegios turcos en los que la religión islámica fuera la guía moral de sus compatriotas emigrados.
En Europa, donde la mayoría de los gobiernos se empeñan en contentar a los aliados militares, está mal visto subrayar que el patriotismo religioso del AKP arrasa en los barrios más populares de casi todas las ciudades turcas [Estambul es la única área urbana donde el islamismo de Erdogan no arrasa, pero es la opción más votada].
El líder político y gran empresario Erdogán —accionista relevante del gigante Ülker, entre otras compañías— ha logrado que la UE lo considere un amigo, obviando que dirige un partido religioso con rasgos yihadistas que se ha integrado en el PPE, cosa que algún día los dirigentes de la internacional conservadora y democrática deberán explicar.
El papanatismo de los europeos "correctos" llega al extremo de creer que el AKP marca distancias con sus parientes del MHP, dando por hecho que Erdogán ha levantado una barrera para que sus bases no sean contaminadas por los Lobos Grises. Pero no es así, el AKP y el MHP son primos hermanos y aliados para defender la aplicación de las normas y valores religiosos en la vida civil.
.
Las casualidades no existen en geopolítica
Numerosos analistas obvian que justo cuando los gobiernos de Rusia y Siria ultimaban el acuerdo para que caza-bombarderos rusos atacaran a las milicias fundamentalistas y a la insurgencia, justo antes de que el conflicto diera otro paso adelante en su internacionalización Turquía decidió casualmente prestar más atención al tráfico de personas y materiales en su frontera con el Califato.
En ese escenario, hay gobiernos y medios europeos que alimentan el miedo a lo que puedan hacer los musulmanes que huyen de la guerra. La situación es chusca, pues los biempensantes de Occidente insisten en la peligrosa presencia de musulmanes radicalizados en casa al mismo tiempo que ocultan el papel pro islamista que juega Ankara en el conflicto que destruye Mesopotamia.
En fin, la miopía causada por la brecha euro-turca más los intereses político-económicos que defiende la OTAN han provocado que se admita criticar al AKP pero, ¡cuidado!, que nadie (mucho menos los "grandes" medios) caiga en el error de cuestionar al "buen" gobierno islamista de Turquía: en Europa está mal visto ventilar información que socave la imagen del amistoso enemigo.
En su deseo de arrebatar el liderazgo del sunismo al clan de los Saud y con la finalidad de que Turquía recupere su condición de referente regional, Erdogán se ha convertido en un líder político-religioso "de alto riesgo", pero no conviene decirlo.
..
Erdogán siempre ha defendido su intención
de convertir el Corán en guía política y
base constitucional del Estado turco
Erdogan admite haber negociado
con el Estado Islámico
El pasado 21 de septiembre el presidente turco admitió que practicó el «regateo político» con el ISIS para conseguir la liberación de los 49 rehenes turcos que desde junio permanecían en poder de las milicias yihadistas que tomaron Mosul.
Emplazado a precisar si Turquía había pagado un rescate o accedido al intercambio de prisioneros que reclamaba el ISIS, el jefe de Estado negó la transacción dineraria pero rehuyó desmentir lo que habían difundido medios independientes y fuentes del ISIS: Ankara ha liberado a un número indeterminado de fundamentalistas presos en cárceles otomanas [entre 50 y «más de cien», según las fuentes].
Las palabras de Erdogan fueron, exactamente: «No se puede hablar de regateo monetario, pero hubo un regateo político y diplomático, es cierto; ¿de qué otra manera habríamos conseguido liberar a nuestros 49 ciudadanos?»
No ha sido el único «regateo político y diplomático»... los cientos de camiones cisterna mediante los que el ISIS exporta petróleo vía Turquía no son invisibles cuando cruzan la frontera.
..
CON POSTERIORIDAD, en ImP:
2 noviembre 2015, «El partido islámico del PPE ha recuperado la mayoría en el Parlamento de Turquía».   
..
ACTUALIZACIONES, de la más reciente a la más antigua:
..
5ª ACTUALIZACIÓN (25 noviembre 2015):
Un misil de las fuerzas armadas de Turquía ha derribado un caza-bombardero ruso que regresaba a su base de Latakia (Siria) tras atacar objetivos militares del ISIS en territorio sirio. El Gobierno de Erdogán ha justificado el "error" alegando que el avión ruso sobrevoló espacio aéreo turco, pero incluso EE UU estima que el avión fue derribado en espacio aéreo sirio, aunque sin descartar que durante el vuelo de regreso a su base invadiera brevemente el cielo turco...
Los dos pilotos se lanzaron en paracaídas, uno de ellos fue atrapado por yihadistas [en territorio sirio] y asesinado, en tanto que el segundo logró escabullirse, ha sido rescatado por tropas sirias y ha desmentido la versión turca de los hechos.
Sin embargo, pese a que los datos disponibles [incluidos los que baraja EE UU] indican que Ankara retuerce los hechos y pese a la probada filia yihadista del "erdoganismo", la mayoría de los medios correctos y serios insisten en enredar la información para minimizar o disimular "el gran juego": la radical religiosidad que anida en el Partido de la Justicia y el Desarrollo de Erdogán, que está adscrito al PPE.
..a
4ª ACTUALIZACIÓN (2 noviembre 2015):
«El partido islámico del PPE ha recuperado la mayoría en el Parlamento de Turquía».
..
3ª ACTUALIZACIÓN (30 octubre 2015):
En el Kurdistán turco, en barrios y áreas periurbanas de Estambul y otras ciudades la campaña para las legislativas se caracteriza por la violencia. El HDP (izquierda), que obtuvo en el Kurdistán turco el 78 % de los votos en junio pasado, ha suspendido sus mítines por temor a atentados. Más detalles, en la crónica de Hibai Arbide Aza, en CTXT.
..
2ª ACTUALIZACIÓN (16 octubre 2015):
El Gobierno turco ha prohibido a los medios informar de los detalles del atentado, que pese a todo van trascendiendo, relata Clases de Periodismo.
..
1ª ACTUALIZACIÓN (10 octubre 2015):
Hoy, sábado, estaba convocada una manifestación de rechazo a la guerra que el Estado turco mantiene contra los kurdos y para denunciar la creciente ruptura social que causa el gobierno del AKP [el partido islamista de Erdogán, adscrito al PPE], pero cuando se iniciaba la marcha han explotado dos artefactos causando un ciento de muertos y cerca de 200 heridos. Información puntual en eldiario.es, El país, infoLibre, Le monde, The guardian y otros.
..
ANÁLISIS posteriores de interés:
«Los atentados contra el HDP y la estrategia del miedo», por Simon Tisdall, en Sin Permiso.
«Turquía acelera la islamización "tranquila"», por Grettel Reinoso, en CTXT. 
..
La cultura, los valores sociales, morales y también los genes turcos han dejado
profunda huella en Europa (pulsar para ampliar).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.